Bustos grandes, maniobras en la oscuridad y alcoba vintage

0 views
0%

La imagen de la miniatura de este vídeo es fabulosa: unos bustos grandes, desafiando la gravedad mientras la chica es poseída por detrás. Es una gran tarjeta de presentación para este vídeo al ser una imagen con un gran poder de excitación y un sex-appeal tremendo. Veamos el resto del vídeo:

La chica es guapa y el chico le introduce los deditos en la boca como preámbulo de lo que le va a meter a continuación. La felación es muy larga durando casi toda la mitad del vídeo. Luego, mientras la chica le masturba, él insiste en meterle el pulgar en la boca: por lo que vemos, es un chico con los dedos muy sensibles.

La chica parece entrada en carnes y, para empezar es poseída echada en la cama. Su sexo está depilado, su clítoris es de grandes dimensiones y llama la atención. La chica gime como adormecida. Se abusa mucho del primer plano de la penetración (es lo que hay cuando el productor es uno mismo).

Yo le hubiese sacado más partido a sus bustos grandes

¿Cómo? Haciendo que ella me cabalgase estando yo echado en la cama. Mujeres como esta se disfrutan mucho mejor de esta forma, porque ves a esas maravillas de la naturaleza danzando allí arriba.

Sobre 10:40 los gritos de la chica empiezan a ser interesantes, aunque el vídeo es aburrido y su calidad de imagen es del siglo pasado. Y así, a lo tonto, llegamos al glorioso 13:12 que son los únicos momentos visualmente impactantes del vídeo: ahí se ven unas aureolas realmente grandes, unos bustos grandes que quitan el hipo y unos movimientos de tetas para recrear la vista a placer.

Luego hacen otros juegos, pero desafortunadamente, la imagen les ha salido muy oscura y no se aprecia muy bien. En resumen, es un vídeo al que le falta mucha luz y con una sola escena realmente impactante. Por aquí tienes otra: tetas grandes naturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *